Clinica Medica Montgo DENIA (Plaza Constitución, 2 bajo 03700 Alicante) :    96 578 51 02  Idioma:

Cavitación Radiofrecuencia y Utrasonidos

La RADIOFRECUENCIA (RF)

La RADIOFRECUENCIA (RF) estética es una tecnología capaz de aplicar la energía electromagnética de la radiofrecuencia de manera selectiva en la dermis profunda desde la superficie de la piel y así poder luchar contra la flacidez y la celulitis corporal.

Lo que se pretende conseguir de manera gradual es la reestructuración del colágeno profundo, lo que incluye que se formen fibras nuevas que sustituyan a las envejecidas y hagan los tejidos más firmes y elásticos, en general, mejore el estado de la piel.

Se aplica sobre la piel limpia un gel conductor y por medio de un cabezal de tratamiento que se mueve constantemente sobre la piel se introduce la energía de la RF. Se siente calor y, en personas con celulitis muy dolorosas, se puede sentir un poco de dolor a la fricción del cabezal en ciertas zonas. Una vez terminada la sesión se aplica gel de aloe vera en las zonas tratadas y el paciente puede incorporarse a su vida cotidiana inmediatamente, evitando el sol y los UVA las siguientes 48 horas. Se recomienda beber abundante agua tras la sesión, ya que ayudará al resultado final.Efectos:La RF produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo. Un calentamiento que se puede decir va desde dentro hacia fuera.

La radiofrecuencia se puede asociar, para mayor efectividad, con mesoterapia, cavitación, presoterapia, drenaje linfático…..

Ultrasonidos Facial

Entre los nuevos tratamientos para lograr el rejuvenecimiento facial, uno de los menos invasivos en las clínicas de cirugía estética, es el tratamiento de rejuvenecimiento con ultrasonidos, una opción muy importante a la hora de elegir un tratamiento para lograr atenuar las arrugas, las líneas de expresión y otorgar juventud a la dermis.

Los ultrasonidos son vibraciones sonoras. Los tejidos de nuestro cuerpo poseen propiedades elásticas, representando de este modo un medio adecuado para el desplazamiento de las ondas ultrasónicas. Son ideales para la realización de tratamientos faciales y capilares, ya que en el ámbito de los tejidos superficiales y de escaso grosor como la piel de la región facial o el cuero cabelludo la ultrasonoterapia proporciona resultados significativos.

Los ultrasonidos actúan aumentando el calibre vascular (vasodilatación) y por ende el flujo sanguíneo, especialmente a nivel dérmico. Esto trae aparejado un incremento en los niveles de nutrición y oxigenación de las células cutáneas, manifestándose este hecho externamente como una piel más tersa y suave La acción estimuladora de la función celular que poseen los ultrasonidos es muy importante, ya que este efecto puede emplearse tanto de modo preventivo como en el abordaje específico de la flaccidez y el envejecimiento cutáneo, otorgando en ambos casos buenos resultados.

Los ultrasonidos pueden asociarese, para mayor efectividad, con mesoterapia con acido hialurónico y vitaminas, implantes faciales, peeling químico etc.

CAVITACIÓN:

La ultracavitación es una técnica no invasiva (sin cirugía) para moldear el cuerpo que reduce volumen eliminando la celulitis y los depósitos de grasa localizada en abdomen, caderas, cara interna de muslos y rodillas, brazos y espalda…

Las ondas ultrasónicas convergen en la zona a tratar y provocan la creación repetida de “microburbujas”. Estas burbujas acumulan energía hasta implosionar separando los nódulos grasos, rompiendo la membrana de los adipocitos y disolviendo la grasa que contienen permitiendo la liberación del contenido de los mismos. La grasa pasa de estado sólido a líquido. Estas grasas liberadas serán metabolizadas y eliminadas de forma natural por el cuerpo humano, a través del sistema linfático, venoso y finalmente la orina.

Es imprescindible llevar una dieta equilibrada y beber abundante agua, tanto antes como después del tratamiento, para favorecer la eliminación de las grasas movilizadas. Añadir tras cada sesión otras técnicas como la radiofrecuencia pueden otorgar una mayor precisión al tratamiento y favorecer los resultados del mismo.

Así mismo la infiltración con solución hipotónica del tejido graso inmediatamente antes de la cavitación, multiplica sus efectos y aumenta su eficacia. Dicha técnica se conoce como HIDROLIPOCLASIA.