Clinica Medica Montgo DENIA (Plaza Constitución, 2 bajo 03700 Alicante) :    96 578 51 02  Idioma:

Implantes faciales y BOTOX

IMPLANTES FACIALES:

Desde hace años se vienen utilizando ampliamente numerosas sustancias de relleno para la corrección de arrugas , o bien el aumento de labios, pómulos etc. La variedad de materiales a implantar ha ido aumentando progresivamente, habiendo en este momento una amplia oferta.

Básicamente los podemos dividir en materiales orgánicos y materiales sinteticos .

Dentro de los orgánicos el primero en aparecer fue el colágeno (Ziderm, Ziplast) que se sigue utilizando en la actualidad, es de origen animal (bovino), es necesario hacer una prueba de alergia previa al tratamiento, la duración del efecto una vez inyectado es de varios meses. Mas recientemente aparece el acido hialurónico ( Juvederm, Hylaform,, Restylane etc) que no es de origen animal y no precisa prueba alérgica. Su duración es aproximadamente de 9 a 12 meses. Y es el más ampliamente utilizado en la actualidad El Radiesse se viene utilizando recientemente y su duración es superior a los anteriores (alrededor de un año y medio).

El implante de grasa del propio paciente es una alternativa a la utilización de estos productos, se realiza mediante extracción por minilipoaspiración y reinyección en las zonas que interese. El procedimiento es más engorroso que los anteriores, pero tiene la ventaja de ser un material propio del paciente. En cuanto a los materiales sintéticos todos ellos son de larga duración, incluso permanentes. Disponemos en éste momento del Metacrill. Todos ellos están indicados para perfilado de labios, aumento de pómulos, relleno de surcos, o corrección de cicatrices o deformidades.

El método de utilización de todos ellos es mediante inyección con aguja muy fina, permitiendo al paciente hacer vida normal desde el primer momento.

 

TOXINA BOTULINICA (BOTOX)

Desde hace unos años venimos utilizando esta sustancia para el tratamiento de las arrugas de expresión. Se trata de una toxina proteínica purificada producida por una bacteria. Aunque se trata de una toxina, no produce efectos colaterales adversos debido a que las cantidades utilizadas en el tratamiento de las líneas de expresión son muy pequeñas y no llega diseminarse por el resto del organismo. La toxina botulínica bloquea la transmisión del impulso nervioso a nivel del músculo. Esto produce su debilitamiento e interfiere por lo tanto con su función de contracción. De esta manera, al estar el músculo en repos, la piel que lo cubre se relaja y las líneas de expresión se van suavizando y disminuyendo progresivamente hasta desaparecer en muchos de los casos. Las zonas habitualmente tratadas son las líneas de expresión de la frente, el entrecejo, las patas de gallo y el cuello. Se inyecta con una aguja finísima pequeñas cantidades en las zonas a tratar. Los efectos comienzan a notarse a partir del 5º días de la inyección y tienen un efecto aproximado de 4 a 6 meses. Las líneas de expresión mejoran gradualmente en un periodo de 12 semanas aproximadamente. El procedimiento puede repetirse una vez desaparecidos sus efectos. Se ha demostrado que mientras más sesiones reciba el paciente mayor será el periodo de acción (por debilitamiento progresivo del músculo). La infiltración de toxina botulínica es muy segura si es realizada por un médico especializado. Recuerde que la ins inyecciones de toxina botulínica no sustituyen a las cirugías del rejuvenecimiento, sin embargo es una muy buena alternativa para aquellos pacientes que no desean someterse a una intervención, o bien como complemento de la misma.